jueves, 26 de octubre de 2017

Y ahora, a estudiar, Ras Alghae Proyectos (novela visual)

Y ahora, a estudiar, Ras Alghae Proyectos. (La versión reseñada es la 1.29).






Esta reseña es un poco diferente ya que os vengo a reseñar algo que no suelo hacer, una novela visual realizada en castellano y que aún está a medias. Sinceramente, siempre tengo problemas con la idea de reseñar cosas que no están terminadas ya que no sé hasta qué punto se puede decir algo con propiedad, y luego está la cuestión de leer en castellano una novela visual. De acuerdo, sé que esto último no debería resultar algo tan extraño, pero hace muchos años desde la última vez que leí una en castellano y nunca había leído ninguna que fuera original en este idioma (es algo que siempre había pensado que sería buena idea, al igual que siempre quiero leer más originales en inglés y nunca encuentro el momento). En cualquier caso, encontré esta novela visual de pura casualidad y después acabé comunicándome con el autor de la obra por lo que me parece bastante curioso el asunto y os lo comento. Y lo cierto es que en general, ha sido una lectura entretenida que, aunque a mí no me acabe de convencer, creo que podría triunfar entre determinado público.

Empezamos por las cosas que me molestan a mí personalmente, como ser con una notable cantidad de prejuicios y así espero terminar todo esto con cierta visión positiva. En fin, entrando por lo más obvio tengo problemas con la manera que gran cantidad de novelas visuales no producidas en Japón optan por utilizar todos los tópicos de la vida de instituto idealizada que vemos en cualquier novela visual japonesa sin mucha inspiración.
Hay una parte de mí que quiere ser mala y directamente deciros que esta novela visual precisamente hace esto y que no era necesario, pero la otra puede ver que tal y como está estructurada, la importancia de los dos clubes en el juego y como la actividad en estos clubes es una parte importante de la cotidianidad que se nos muestra era más fácil para hacer este tipo de obra tirar de convenciones y situarla en el típico instituto japonés. Aunque cabe decir que no es el caso del todo ya que nos encontramos en una escuela de élite deportiva, pero incluso esto es habitual encontrarlo en obras de este tipo.
Probablemente el nombre de la escuela Gakuen Mendoza me parece sintomático de esta mezcla que se me hace muy extraña de toda la novela visual. De nuevo, recordad que esto es puro prejuicio por mi parte, pero creo que vale la pena que os lo comente. Se me hace muy raro leer una novela visual que sé que está escrita originalmente en castellano utilizando honoríficos, situada en Japón y comentando los tópicos típicos de novela visual pero a la vez usándolos... Sobre esto último, la utilización los tópicos nos encontramos con una novela visual basada en la estructura harem de toda la vida con un chico como protagonista que va conociendo chicas que, quien más quien menos, es fácil ver que acabarán todas yendo por él. En esta versión debo decir que creo que todavía sabemos poco de las dos adultas (la profesora y la que rige el dormitorio para estudiantes) pero en cambio las otras tres compañeras de clase, dependiendo de las decisiones y si nos enfocamos más o menos en ellas, es fácil ver que ya están completamente pendientes del protagonista. Pero de nuevo, no creo que sea del todo negativo la cantidad de cosas que utiliza heredadas de novelas visuales típicas ya que al menos la cotidianidad entre amigos que representa (con dos chicos incluidos en el grupo de amigos que normalmente sólo está una chica con ellos, pero ya hablaré de ello más adelante, supongo) es agradable, es fácil de creer por el tipo de bromas que hacen entre ellos y por como siempre están diciendo chorradas con un lenguaje muy cotidiano que acompaña bastante bien al tipo de escena.

Así que, permitidme el desorden y dejadme hacer un excurso sobre cómo está escrita la novela visual. Antes de ponerme a decir ciertas cuestiones, que de nuevo, a mí personalmente me han podido molestar quiero que os vuelva a quedar claro que estoy muy acostumbrada a leer novelas visuales en inglés, un idioma que si bien tengo un dominio suficiente para entenderlo no creo que me sienta lo suficientemente capacitada como para hablaros a nivel de estilo de los problemas que pueda tener una obra, en cambio esta novela visual que os reseño está en castellano y lo cierto es que hay cuestiones que se me han hecho muy extrañas de leer. Dejando las cosas claras de entradas la novela visual está escrita de forma muy correcta a nivel gramatical/ortográfico y aunque se trate de un proyecto no comercial no tengáis miedo de encontraros un desastre, es perfectamente legible y está bien escrita. Ahora bien, el problema que tengo yo con la escritura es como la narración del protagonista se me hacía muy extraña de leer. En primer lugar, tengo que decir que creo que esto no es culpa de la novela visual en sí, el género tiende a tener este tipo de escritura donde el protagonista comenta las acciones y normalmente tiene una línea de pensamiento que sirve de narración en muchas ocasiones y que tiene una exploración psicológica básica y con loque se podría decir una narrativización (si eso tiene sentido) de los sentimientos del personaje. Sé que no me explico, sé que suena extraño pero lo que quiero decir con esto es que casi parece que el personaje le toca sentirse así y por lo tanto te lo cuenta más que hacerte sentir a través de los propios pensamientos o palabras que utilice como fluye este tipo de emociones. Pero de nuevo, creo que esto es un defecto del tipo de narración que impera en las novelas visuales y que yo me he fijado aquí por como la estaba leyendo en un lenguaje cercano más que porque sea especialmente grave en esta así que ignorad todo esto. Sin embargo, yo no puedo ignorarlo del todo, y a esto se le añade como la manera de pensar del protagonista es terriblemente "artificial", que de nuevo, sigo diciendo que esto es probable que pase en la mayoría de novelas visuales y que esta me ha hecho verlo con claridad por la proximidad del lenguaje, me refiero a que cualquier frase que piensa es algo expresado con la mayor corrección posible y con las palabras más complicadas o más cultas que se os puedan venir a la mente. Y sí, el protagonista es un poco pedante o al menos es el inteligente del grupo y le gusta expresar su conocimiento, y vemos cómo utiliza ciertas palabras no tan habituales en sus conversaciones habituales y es parte del personaje, no me quejo de esto ya que es parte de lo que lo constituye. De lo que me quejo es de leer un hilo de pensamiento tan estructurado y que decide poner la palabra más culta posible llegando a momento que quizás se puede hacer cargante. De acuerdo, no llega a tanto y como os decía antes, en general el texto se lee bien y lo único que se me hace difícil de entender es la abundancia de puntos suspensivo. Es decir, yo utilizo una cantidad ingente de puntos suspensivos de vez en cuando, pero en esta obra hay momentos donde los puntos suspensivos aparecen en lugares que no tienen ningún sentido, antes de empezar una frase, por ejemplo. Y quiero entender que es un recurso más gráfico que otra cosa para separar frases como podrían ser la línea de puntos que ocupa toda la línea pero no creo que sea necesario tanto punto suspensivo y en cierto modo diría que no favorece la lectura.
Pero volviendo a la trama en sí, como os decía antes, nos encontramos con la cotidianidad del instituto idealizada con protagonismo de las actividades de clubes. Si tengo que decir algo a favor de los clubes es que todo el club de ciencias está muy bien documentado y es muy curioso encontrarte una novela visual que te plantee unas prácticas de laboratorio de biología que suenan muy creíbles con mucho tecnicismos curiosos de aprender (digo esto desde el profundo desconocimiento que tengo yo en este tipo de conocimiento pero me ha parecido curioso). Y en cuanto al de voley quizás abusa un poco de la típica suerte del protagonista y del talento natural que es algo que no acaba de gustarme en cualquier narrativa de deportes pero vaya, al menos es agradable de leer en general y entretenido de seguir.
En cuanto a la interacción de personajes es donde personalmente tengo más problemas. Como os decía antes, el grupo principal que seguimos más en esta primera versión son los dos chicos, el protagonista y Reiko. De vez en cuando se añaden otros personajes y tengo la sensación de que a medida que avance la novela visual quizás hay más escenas donde otros personajes se añaden con ellos, pero tenemos una importante cantidad de escenas entre los cuatro haciendo bromas y en general un ambiente agradable de leer si no fuera porque buena parte de las interacciones de los personajes acaba reduciéndose a ciertos tópicos y sobre todo a la repetición de la escena con múltiples variaciones y situaciones de Akihiko haciendo del típico pervertido de turno, diciendo la típica chorrada relacionada con cualquier actividad sexual y todos enfadándose diciendo que es un pervertido. O lo que es lo mismo, el protagonista se encuentra en una situación "comprometida" que le hace quedar como un "pervertido" y la chica de turno, sobre todo la Reiko, le dice de nuevo, que es un pervertido. Primero de todo me aburre muchísimo este tipo de interacción y me parece muy problemática por lo que representa, el típico personaje del amigo pervertido me parece sintomático de cómo la mayoría de personajes protagonistas quedan un escalón por encima de este ya que siempre que están en la situación comprometida lo hacen sin querer, y no tan desesperados por las chicas y precisamente por eso todas les van detrás. Y lo he visto demasiadas veces y me sigue pareciendo aburrido, pero ya os digo si os gusta este tipo de interacción es probable que disfrutéis leyendo.
Después está el otro tema que es el de cómo usa algunos tópicos de manera consciente pero no por ello liberándose de los mismos. Tenemos la típica escena de la chica buscando las revistas porno en la habitación del chico (¿cuántas veces lo hemos visto? Seguro que demasiadas...) pero actualizada ya que ¿quién narices tiene revistas porno en la era digital? Nadie, sólo en Japón tal vez tiene más sentido o por lo menos, si me tengo que fiar de las Newletter de CDJapan, hay un mercado de revistas pseudo-pornográficas. En cualquier caso, esta escena acaba en fracaso, lo de la búsqueda de revistas, me refiero, por lo que aunque sea por el efecto de novedad supongo que está bien, pero no os preocupéis tenéis la escena del pobre protagonista encontrándose con que su amigo pervertido le ha dejado abierto el porno en su ordenador y la chica lo malinterpreta, porque claro, él que es un pobre inocente no es capaz de decirle absolutamente nada y obviamente ella se alegra porque así se asegura que el protagonista es un chico con necesidades sexuales y el de siempre... En cualquier caso, el otro momento que me hizo gracia es como el protagonista comentaba, tras un comentario de algún amigo que decía que la Reiko sería buena esposa por como cocinaba o no sé qué, como era de machista toda la idea de que se esperara que las mujeres fueran las que cocinaran, y como él planeaba aprender a cocinar aunque fuera por necesidad, y vaya, todo esto está muy bien y soy la primera que está a favor de desmontar tópicos como el de la chica llevando la comida, pero en fin, si la escena del bento se repite hasta la saciedad siendo la chica la que lo hace y tal, no sé hasta qué punto tengo que creer todo esto. Y sí me encuentro con un juego que en general conforma roles de género y de sexualidad típicos de este tipo de obra donde se espera unas cosas de los hombres y otras de las mujeres, de nuevo, no sé si este tipo de comentario medianamente consciente de algunos de los problemas que presenta la idealización de la vida cotidiana de los eroge donde el protagonista se gana los afectos de todas las chicas del instituto es muy apropiada, la verdad. De todos modos agradezco el intento de denuncia, simplemente creo que la novela visual sigue teniendo tópicos bastante problemáticos en este sentido.
En particular relacionado con todo esto que os cuento, y soy consciente de que en un tipo de obra como el eroge habla de temas de género es siempre ponerse a protestar sobre evidencias, encontramos la única escena sexual de todo el juego en esta versión que os reseño que podemos ver en dos variaciones, que se trata de una masturbación femenina. Y sí, es maravilloso ver a mujeres masturbarse a la ficción porque sí, las mujeres tenemos sexualidad. El problema es cuando la masturbación se muestra como un espectáculo, lo vemos desde una perspectiva vouyerista, se cae en el tópico francamente peligroso que la sexualidad de la mujer debe ser escandalosa, explosiva y visible por el hombre y además se insinúa que la chica que vemos está masturbando en relación a alguien y es fácil imaginar en relación a quien podría ser...
Sinceramente, entiendo que la escena está por como el juego quiere tener contenido pornográfico y no tengo ningún problema en ello,  pero es de este tipo de escena con contenido sexual que realmente no tiene ningún tipo de sentido sí te pones a pensar un poco, la verdad, sobre todo considerando que tienen habitaciones propias donde poderse masturbarse y se van al lavabo comunitario, una cosa es que habiendo terminado de masturbarse fueran, ¿pero para masturbarse teniendo un lugar íntimo irse a uno que no lo es? ¿Y encima ponerse a gritar/hablar sobre su fantasía en voz alta? Simplemente es de esas cosas que dan que pensar, sobre todo en relación a las representaciones de masturbación masculinas, ¿verdad que nunca habéis visto a una chica espiando/viendo por casualidad como se masturba un chico gritando a pleno pulmón sobre como quiere más y más? Lo más probable es que no, he visto cosas parecidas al yaoi en obras donde conservan rol pasivo-activo con todo el problema que esto conlleva, pero normalmente la masturbación masculina es necesidad y común, la femenina es espectáculo y extraordinaria además de relacionarla normalmente con la afectividad. En este sentido es donde encuentro problemática toda la escena, pero de nuevo, no creo que sea algo exclusivo de la novela visual que te reseño, es algo frecuente en el género.
Pasando a aspectos gráfico digamos que son funcionales. Sin duda, no es lo mejor de la novela visual, supongo que está hecho con algún creador que tiene modelos de personajes pre-establecidos o algo así porque todo el mundo tiene rastros de ropa/cuerpo semejantes, pero no creo que le moleste mucho , y como os decía antes, aunque yo tengo problemas con como está escrita la obra, creo que en general suple bastante los gráficos y no creo que sean un problema a no ser que seas de esta gente que valora los gráficos por encima de la historia, lo encuentro respetable, simplemente aviso.
En cualquier caso, me llamó mucho la atención que los segmentos de la ruta del club de ciencias tengan fotografías como fondo, y aparezcan también fotografías de los diferentes tipos de objetos que se utilizan y lo cierto es que contrasta a veces con los demás fondos de otros estilos así que se hace raro pero me parece curioso. Sobre la música hay un revoltijo de músicas extraídas de otras obras y alguna incluso propia, según tengo entendido, así que es difícil de valorar pero en general es agradable de escuchar.
En fin, pasando a otras cuestiones más agradables como os decía creo que la novela visual es bastante entretenida, si os gusta más que a mí lo cotidiano con escenas medio picantes y los típicos tópicos de comedia ecchi es probable que la disfrutéis más que yo y no está mal del todo. Y como os decía antes, creo que vale la pena que me enrolle un poco más con los personajes y la estructura de rutas uno poco extraña que tiene la obra.
Sobre la estructura nos encontramos con dos decisiones claves la de a qué club de deportes quieres peretenecer y si quieres o no ayudar a estudiar a Reiko, sin embargo esto hace que tengas que pasarte el juego un mínimo de cuatro veces ya que la decisión de Reiko influye, el no o el sí, diferente en los dos clubes. Por otro lado, digamos que desde la ruta deportiva te puedes centrar más en Nozomi y así conseguir ciertas cgs. Digo esto porque tuve un momento de duda existencial de cómo narices podía encontrar ciertas imágenes, pero no creo que os pase, por otra parte no recuerdo desde qué ruta de las dos puedes enterarte también de los problemas de Ayako aunque por el momento todavía no sabemos gran cosa de nadie. A todo esto hay que añadirle que el juego tiene una cantidad considerable de decisiones lo que es bastante positivo para todos aquellos que os guste jugar más que leer las novelas visuales y tener la sensación de estar jugando con las novelas visuales que en demasiadas ocasiones tienden a tener muy pocas decisiones. No es exactamente mi caso, ya mí a veces muchas decisiones me molestan por como a veces implica que tienes que volver atrás muchas veces para decidir lo contrario, pero en este caso en concreto me ha parecido entretenido probar varios resultados y algunas decisiones son relacionadas con conocimiento científicos y me han parecido bastante simpáticas. En teoría el juego se desarrollará de tal forma que las rutas no serán muy cerradas, de tal forma que podrás ligar con varias chicas independientemente de si has elegido uno de los dos clubes, pero de momento aunque vemos que por ejemplo Reiko está en todos lados, aún no se ha desarrollado lo suficiente la obra para verlo del todo, tengo cierta curiosidad y por eso no descarto que, una vez terminada, la juegue entera.
Pasando a la cuestión de personajes, personalmente no soy muy fan del protagonista. Me parece el típico protagonista de este tipo de obra con el estereotipo del inteligente de por medio, quiero decir, me parece un poco exagerada la deferencia que tiene la obra con su protagonista, por decirlo de alguna manera, ya que todo el mundo le admira en el fondo, todas las chicas le van detrás, es inteligente y encima se le dan bien los deportes sin haber hecho en la vida.
A todo esto, encima hay que añadirle una característica que me molesta bastante, que es también típica en protagonistas de eroge, que es como en asuntos de chicas no se entera de nada (pero muy bestia, que se le ponen a ligar de forma clarísima y aún duda ...) y encima es también el típico chico que siempre quiere hacer lo correcto lo que implica que siempre se enfada con la Akihiko si dice alguna insinuación sexual, se enfada o se reprime si piensa sexualmente de algo... Pero como os digo, aquí estoy hablando, como siempre, desde mi punto de vista diciendo que no me ha caído simpático el chico, nada más. Aparte de eso supongo que es el típico protagonista de eroge que está para que el lector/jugador se sienta identificado con él por como no es el típico chico que sería popular y en cambio lo resulta y todo el mundo está por él.
Sobre Akihiko no es necesario que os hable por como me parece el estereotipo con patas del chico pervertido y el otro amigo, que ahora no recuerdo como se llama, creo que queda más desdibujado y funciona mejor cuando están en el grupo de amigos haciendo coñas.
Reiko para mí se ha convertido en la chica principal por como está por todos lados, como os decía antes, y digamos que es de las pocas que en esta versión conocemos bastante. Es la típica chica que siempre está animada pero tiene sus inseguridades y es la que más participa en la dinámica de decirle a los chicos que son pervertidos y eso me cansa muchísimo. También me cansa bastante que ya se han visto algunos momentos de celos muy típicos, pero aparte de eso pues es simpática, me gusta más cuando está haciendo coñas y conversaciones cotidianas y no entra en dinámicas que he visto demasiadas veces y que no hacen más que repetir roles de género que me cansan y me molestan, y poco más.
Imai me pareció de buenas a primeras la que más me interesaba porque siempre tiendo a tener cierta simpatía por los personajes extraños/asociales. En este caso, creo que tampoco se nos ha dejado ver grandes cosas de ellas pero está la cuestión del contacto que tengo curiosidad por ver cómo se resolverá, y luego las conversaciones pseudo-filosóficas que de vez en cuando tiene con el protagonista. En esto último tengo que decir que a veces llegaban a cuestiones un poco obvias, pero he leído cosas mucho peores y en general creo que eran agradables de leer. También me parece interesante el contraste que sólo vemos hacia el final de la chica en un entorno más social y con amigos aunque la manera en que el protagonista nos repite una y otra vez como tiene sus prejuicios de la gente y de repente se sorprende sobre ciertas cosas y la insistencia de la sorpresa a veces, para mi gusto, era demasiado repetitiva...
La otra chica estudiante, Nozomi, tampoco creo que se haya llegado a desarrollar mucho y tengo que reconocer que toda la historia de parecer una sirena nadando me pareció un poco exagerada, pero es fácil de perdonar, supongo. Sobre ella como persona creo que tiene un insta-love muy bestia por el protagonista, o algo similar, ya que si bien con la Reiko vemos como tienen constantemente conversaciones y con Imai comparten club e intereses, Nozomi antes de que ni siquiera haya hablado con él insinúa que ya tiene interés en él y por sus acciones parece que esto sea así. Así que en fin, poco sabemos aparte de que está interesada en él y nada más. Bueno, supongo que tiene alguna escena curiosa como en la que le enseña a jugar voley en la piscina, pero de nuevo, poco más, y como en los demás casos todo esto lo digo porque es una versión inacabada de la obra, obviamente los personajes evolucionarán o tendrán más desarrollo pero la obra no está terminada.
Las otras dos mujeres aunque creo que no me sabido mucho. La profesora protagoniza un momento tenso en relación a la Reiko pero aparte de eso se ve como una persona amable y poco más y de Ayako se nos muestran las preocupaciones e insatisfacciones pero poco más. Tengo curiosidad por ver cómo puede evolucionar pero de nuevo, me sigue pareciendo que la deferencia e interés que tienen con el protagonista es en fin, lo típico de eroge, nada más.

Resumiendo, quizás he sonado bastante negativa en la reseña, no era mi intención o no del todo ya que si bien yo no la he terminado de disfrutar y tengo mis problemas con ciertas situaciones que presenta, valoro el trabajo que hay detrás de una obra como esta hecha por una sola persona y creo que, de momento, el resultado es bastante correcto. Como digo, no es original pero hace buen uso de los tópicos habituales así que si os gustan este tipo de obra sería una buena idea darle un vistazo ya que no es habitual encontrar obras hechas en castellano y con una cotidianidad bastante entretenida de leer. En cualquier caso, lo cierto es que cada vez que llegas a un final sale un mensaje del autor y una última escena donde te dicen que a partir de ahí las cosas se empezarán a poner intensas y lo cierto es que es una buena manera de despertar curiosidad así que al menos me ha dejado con cierto interés por saber que pasa, así que como os decía antes en algún momento, tal vez cuando se termine por completo la juegue entera.

Hasta aquí mi aburrimiento.





No hay comentarios:

Publicar un comentario