domingo, 11 de febrero de 2018

El color Púrpura, Alice Walker (libro)

El color Púrpura (The Purple Color), Alice Walker, 304 páginas. Año de publicación: 1982.

No sé muy bien que deciros de este libro. Si empiezo por el principio os debería decir que lo leí por culpa de un grupo de lectura que han hecho dos booktubers, si no recuerdo mal, en el que sólo se leen libros escritos por mujeres para ayudar a dar visibilidad. La cuestión es que este libro fue el primero que decidieron leer y coincidieron varias reseñas positivas que me hicieron entrar ganas de leerlo. No os lo voy a negar, la parte lésbica también me atraía mucho porque cada vez tengo más ganas de leer relaciones de este tipo además de ser una lectura bastante corta (y ligera) que era lo que necesitaba después de haber leído un ensayo como El segundo sexo (no os lo reseño por pura vagancia y porque convenientemente he decidido no reseñar lo que no sea ficción en el blog y así me quito trabajo de encima), así que nada iba bastante predispuesta a que me gustara y, vaya, aún no sé si me ha gustado o no. Diría que ha estado bien, que ha sido una lectura fácil e interesante pero tampoco ha sido tanto como esperaba o me ha impactado tanto como quisiera. Supongo que esperaba más, que no he terminado de encajar con la escritura del libro o simplemente que personalmente no me ha acabado de llegar. En fin, es complicado, como todo en la vida supongo.

Vayamos por partes, empecé leyendo el libro en inglés, desesperándome, pasándome momentáneamente al castellano, ver que en castellano era más o menos el mismo tipo de escritura y que mi edición no era muy buena pero si que tenía el mismo texto y continué en inglés. Me desesperé en inglés porque se usa un inglés apropiado a la condición de la protagonista que es quien escribe las cartas que estamos leyendo, con esto quiero decir que como es una mujer que le han obligado a dejar de ir a escuela desde de muy pequeña tiene el nivel de cultura que tiene y además de modismos propios del momento, zona y cultura. Y lo cierto es que en un principio estaba un poco perdida, pero a medida que he ido pasando páginas una se acostumbra muy rápido y no es especialmente complejo de entender. Ahora bien, yo tenía mis dudas al principio de la edición por como cierto personaje no tiene nombre en un principio y sólo aparece como señor interrogante, pero no, comprobé que la edición traducida ponía lo mismo y no era un problema de mi edición. En cualquier caso, lo que quiero decir con todo esto aparte de relataros mi experiencia con el libro, es que el lenguaje y la manera en la que está escrito el libro es muy básica, a momentos llega a ser incómoda de leer precisamente por cómo es tan simple con oraciones tan cortas y tan directas. Tengo que reconocer que no me gusta como está escrito pero a la vez no puedo evitar pensar que es intencionado, que tiene sentido en relación a la protagonista que es a quien leemos y como o bien porque te vas acostumbrando a cómo estar escrito o bien porque sí hay una evolución en la forma en la que escribe la protagonista vemos una evolución. En teoría esto último lo leí antes de leer el libro (o escuché) y el caso es que aún no sé si he sido incitada a intentar encontrar este cambio o si de verdad lo he visto, de verdad, todavía no lo sé. En fin, la cuestión es que a pesar de que me he ido acostumbrando a la forma en la que está escrito y tiene sentido que esté escrito así, personalmente creó una barrera conmigo y la protagonista e hizo que no acabara de disfrutar el libro. Lo cual me hace sentir bastante mal, o al menos con sentimientos no muy agradables ya que me hace pensar que soy una elitista de mierda que para emocionarse o empatizar con alguien necesita un libro escrito con conciencia lingüística o por lo menos con vueltas sobre el lenguaje y reflexión sobre el mismo. ¿No os hace pensar que soy una pedante estúpida? Porque a mí sí, muy bestia, pero vaya, puedo vivir con esto, y sea este el motivo por el que no he disfrutado del libro o simplemente porque hay formas de escribir que no encajan conmigo lo cierto es que no he acabado de entrar en el libro. Quizá también tenga bastante que ver el descontrol temporal y la manera en que pasa el tiempo sin casi que te des cuenta, recuerdo que esto lo escuché también en una reseña y yo mientras leía el libro no lo encontraba tan problemático, pero cuando de repente en una carta se dice que habían pasado no sé si treinta años desde que se habían visto (mi memoria falla así que ignorad los años concretos) flipé muy bestia. Quiero decir, sin duda, para que las cosas cuadraran tenían que pasar muchos años pero el libro fluye con suficiente naturalidad para que creas que de una carta a otra no puede haber pasado mucho tiempo. De hecho, la evolución de la protagonista tiene mucho sentido en el contexto y es bastante natural por lo que el paso del tiempo todavía se hace más extraño ya que, al menos para mí, aunque puedo entender la sensación de cotidianidad puede hacer que las cosas no cambien tanto, y entre alguna carta quizá sí bastante cambio en la situación de los personajes, en general era difícil darse cuenta de que había pasado cierto tiempo. En este sentido supongo que colabora a esta sensación extraña que ha hecho que no me acabara de gustar el libro aunque al mismo tiempo lo he disfrutado bastante y entiendo porque puede gustar.

En fin, pasando a otras cuestiones del argumento es drama tras drama hasta que la cosa empieza a mejorar. Vale, lo reconozco acabo de escribir una de las chorradas más grandes que podría haber escrito y encima se podría considerar spoiler pero simplemente lo que quería decir con esto es que, en fin, eso, que la vida de la protagonista es dramática hasta a puntos extremos, como también he oído y leído en varios lugares la gracia del libro es que no tenemos alguien que se lamenta constantemente de su desgracia ni un recrearse constantemente en la desgracia, más bien lo contrario. De hecho, en un principio está tan acostumbrada a todo lo que le sucede que lo ve, casi a momentos, como su realidad cotidiana, y por eso es bastante interesante ver cómo evoluciona y va tomando conciencia de su dignidad como individuo y como no tiene porque aguantar ciertas cosas ni nada que no quiera. En este sentido es muy gratificante verla crecer como persona y conocer a sí misma. Uno de los momentos que me transmitió más ternura y que fue de los pocos donde conecté plenamente con lo que sucedía es cuando Shug le habla de su sexualidad y de cómo es virgen en cierto sentido. Sinceramente, en este sentido la novela me parece muy interesante tanto por como va descubriendo su sexualidad la protagonista como por la manera en que muestra las relaciones de "pareja" entre los personajes. Me parece muy interesante que los personajes no son simplemente víctimas o acosadores, lo son, pero en relación a un momento y a una persona, no en general y para siempre, y es interesante porque el libro no condena completamente a nadie y permite una fluidez en las relaciones que no estoy muy acostumbrada a ver. Quiero decir con fluidez que no necesariamente por querer a alguien tienes que quererlo para ti o no respetar sus deseos o simplemente estar siempre con esa persona, y de verdad, ojalá me encontrara más a menudo con esta apertura en las relaciones de pareja que se ven en ciertas obras.

Antes de terminar supongo que os debería hablar de personajes y aunque estoy muy vaga creo que a Shug vale la pena mencionarla. Quiero decir, a veces pienso que es demasiado el estereotipo de mujer libre y que le importa una mierda el mundo, pero no puedo evitar entender la admiración y enamoramiento de la protagonista. En general lo cierto es que hay suficientes personajes interesantes por como es de corta la novela. También recuerdo que aunque se me hizo interesante y tiene sentido que aparezca, toda la historia de la hermana me pareció casi como un parche que pintaba más bien poco en toda la historia. Quizás exagere y tiene sentido que aparezca en cierto modo pero a la vez no puedo evitar pensar que diversifica la atención y para mí no tenía mucho sentido, pero vaya no me quejo porque sí me pareció interesante lo que contaba, al menos era una versión poco idealizada del misionero así que no estaba mal, pero lo cierto es que no me cuadraba del todo.

Resumiendo, no tengo mucho que decir con este libro, tiene cosas interesantes, me parece una historia que está bien, que puedes leer fácilmente y que vaya, es interesante aunque sea para ver el sufrimiento tan real y cómo aprovecha para denunciar la situación de la mujer negra en particular, y de la mujer y la gente negra en general. Y es interesante decir esto porque desgraciadamente incluso dentro del feminismo hay demasiados feminismo blanco que ignora completamente otras realidades que no sean las suyas (y esto añadirle de clase alta, heterosexual, cis-género y tal...) así que ni que sea por eso creo que es interesante leer esta historia. Y desde que he conocido el feminismo preocupado por la intersección de identidades, por no ser un feminismo que oprima otras identidades no privilegiadas, no puedo evitar cuestionarme continuamente sobre cómo ni nos damos cuenta de la cantidad de ideas que nos vienen impuestas culturalmente, de verdad que da miedo y que es bueno para la salud intentar ser siempre crítico sobre lo que consumimos, pensamos y hacemos etc. Pero en fin, me voy de la reseña, en este sentido me parece interesante la novela aunque sea porque sí, sin duda, la protagonista parece a veces que todo el sufrimiento del mundo le venga a ella, pero como digo, no es drama exagerado es un drama muy creíble y por eso vale la pena leerlo. Y en fin, me lío y no voy a ningún sitio ha estado bien pero... En fin, este pero es el problema supongo.

Hasta aquí mi aburrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario