viernes, 13 de julio de 2018

Ginga Eiyuu Densetsu, Artland, Magic Bus (anime)


Ginga Eiyuu Densetsu, Artland, Magic Bus (110 episodios). Años de publicación: 1988-1997.

Hoy vengo a hablaros de Yang Wen-li. Bueno, y de Reinhard (en mi mente siempre será RAINHAATO)... Y compañía, ya que si algo tiene este anime, aparte de duración, es personajes, y sí, de la mayoría no me acuerdo de su nombre pero tiene unos cuantos (aparte de los dos que acabo de decir que son carisma pura) que tienen bastante relevancia y que acaban teniendo su momento. Y sin duda, si hay algo sobre lo que debe hablarse de este anime es el contenido épico. Porque sí, probablemente no encontraréis ningún anime más "épico" que éste, porque tenemos honor, batallas, momentos de personajes sacrificándose por causas, música clásica (si no es épico oír la sinfonía del nuevo mundo de Dvorak como banda sonora de una batalla no sé que puede ser épico...), estrategas inteligentes... en fin, que es fácil de entender después de 110 capítulos que este anime se considera como un clásico (si en el anime este tipo de término tiene sentido) y porque todo el mundo lo adora. Y lo cierto es que estoy contenta de haberlo visto, me lo he pasado bastante bien y creo que vale la pena de ver, pero, y sí hay un pero que desarrollaré a lo largo de la reseña, no es algo que se vaya directamente a mis anime favoritos, no me considero fan de este anime y en general tengo algunos problemas con muchas de las cosas que hace. En cualquier caso, a pesar de que lo haga de forma un poco desordenada, quería decir también que este anime era uno de los animes que me había propuesto ver este año (sí, el plural era demasiado optimista y probablemente no consiga ver los otros que me había propuesto) y que estoy contenta de haberlo conseguido durante el verano, la verdad (ojo al dato, esto lo escribí el verano pasado, en fin...). En fin, cosas que no os importan aparte, vamos a hablar del anime, que creo que se puede hacer largo.

Empezamos por toda la retahíla de cosas que no me gustan y así a ver si acabamos con un tono más positivo. Y para empezar por algún lugar creo que os debería hablar del papel que tiene la Historia en este anime, cómo afecta esto al tipo de narración que hace el anime y los problemas que tengo yo con el tipo de modelo histórico que presenta este anime. Desde el principio el tema de la Historia es importante en el anime ya que Yang Wen-li quería ser historiador y por lo tanto muchas de las reflexiones que hace sobre la guerra, incluso alguna estrategia si no recuerdo mal dice que se ha inspirado en la Historia, son básicamente desde el punto de vista de un historiador. En este sentido, como os decía, el anime tiene un narrador que parece en cierta manera un historiador ya que siempre nos está orientando cronológicamente sobre lo que ocurre y nos resume los acontecimientos más importantes de algunas batallas con cierto tono épico que me frustra mucho y, de hecho, el uso del narrador y la manera en la que se deciden explicar ciertas cosas del anime es algo que querría también comentar pero dejémoslo para más adelante. Mi problema con todo esto es como os decía antes el modelo de Historia que defiende la narrativa de este anime se basa en el heroísmo, las batallas dirigidas estratégicamente por un solo comandante dando toda la gloria del asunto al comandante y termina por ignorar completamente el pueblo. Y antes de que os quejéis sí, he visto el anime y he oído hablar de forma totalmente opuesta a lo que acabo de escribir a Yang Wen-li y por eso es muy fácil tener cierto afecto por el personaje, y no os lo niego, el personaje constantemente intenta desmitificar las figuras de los héroes, a él mismo como figura que podría convertirse en alguien que todo el mundo le adore, a la idea de que morir en batalla sea un honor enorme o simplemente que la puñetera guerra tenga algún sentido, y de nuevo, repito lo sé, dice esto, pero el anime no. El anime sólo nos presenta las historias de los altos cargos del ejército, incluso algunos personajes que empiezan siendo la parte más baja del ejército van avanzando de categorías, cuando se nos habla del pueblo y de las condiciones de vida o de las matanzas en las que puedan ser víctimas casi siempre es de forma muy marginal, números, sacrificios necesarios, poco más. Y el único momento del anime donde de verdad recuerdo algo que contradice mis palabras es al principio cierto capítulo que, si no recuerdo mal, trataba de forma casi exclusiva los problemas de una población campesina en medio de un conflicto que le era muy superior y que les daban por todos lados. En cuanto al resto de 110 capítulos la Historia depende de las figuras importantes, los "hombres" (y no, aquí no es un "hombre" genérico sustituible por ser humano, aquí es un hombre que quiere llamar la atención sobre otro problema del anime que trataremos posteriormente, y antes de que os asustéis sé de qué época es esto y lo entiendo, gracias) que controlan las batallas con su inteligencia y sus movimientos precisos y que sólo pueden fallar por culpa de los otros, no de ellos mismos. En cualquier caso, sé que todavía estáis pensando en cierta secta que va creciendo a lo largo del anime y cierta muerte no heroica muy importante en el anime, y sí, es interesante como hay varios personajes importantes en el anime que no mueren de forma heroica en medio de la batalla, pero no nos equivocáramos, el anime los exalta igual, se habla de cada muerto de una manera apropiada a su estilo de vida, se les busca una justificación en algunos casos, e igualmente se las solemniza de una manera poco normal. Quiero decir, al anime muere mucha gente, no os hago spoiler con ello, estamos en guerra, pero toda muerte de un personaje importante (y no sólo en relación a la trama, importante en el sentido de jerarquía), independientemente de las circunstancias, se les da un tratamiento solemne, se dedica unos minutos a mostrar su muerte, a recrearnos en la injusticia de sus muertes, en como en el universo brilla una estrella menos. Por el contrario, la cantidad de seres humanos que mueren en la serie que son simples soldados sin nombre sólo pueden exclamar un "mamá" mientras se les cae un intestino grueso sin que se den cuenta, dos segundos. Y sí, obviamente entiendo que un personaje principal nos preocupe más que un sin nombre, lo entiendo, pero el problema con todo esto es qué tipo de representación de la Historia está dando, ya que nuestra voz narradora preferida se referirá a un número de víctimas que sólo son números y en cambio a la mínima que muera un cargo importante del ejército, que quizá sólo ha aparecido dos o tres veces de fondo, nos dedicará cierto tono lamentable por la pérdida de su vida. Y de nuevo, tal vez a vosotros no os moleste pero eso a mí me enerva por como el anime está hablando de la Historia, reflexiona en torno a lo que entra en la Historia, de cómo de miserables somos los seres humanos que entramos en guerras por intereses económicos y hacemos matanzas sin sentido, pero a la hora de mostrar esta Historia opta por un modelo terriblemente conservador basado en héroes, en luchas honorables, de respeto por los comandantes enemigos y su inteligencia superior y por la solemnidad, y lo siento, pero habiendo escuchado ciertas teorías sobre la historiografía del siglo XX, incluso recuerdo a Tolstoi quejándose en Guerra y Paz de la historiografía del siglo XIX que se basaba demasiado en los héroes que al fin y al cabo eran personas de las que a la hora de la verdad no tenían ningún control sobre el campo de batalla, me suena ridículo todo.
Y lo peor de todo es que Yang Wen-li sigue molando muchísimo, sus discursos o anti-discursos son geniales, pero el anime no sabe no hacer héroe a este personaje, cae precisamente en lo que critica Yang Wen-li y recuerdo un momento que en el eterno debate democracia/imperio (podría hablaros como para mí cae en una repetición que no va a ningún sitio en muchas ocasiones y como sólo plantea dos opciones) decían como era de irónico que Wen-li que decía que la democracia no necesitaba héroes habían acabado creando uno, por decirlo de alguna manera, y no, aquí la cuestión no es que sea una ironía inevitable como la hace ver el anime, aquí la cuestión es que el anime no se cree lo que propaga Wen-li y lo que quiere es honor, sangre, y batallas con respeto los unos por los otros. Y funciona para hacer personajes carismáticos y batallas de intelectos, pero ideológicamente es completamente frustrante. Cabe decir sin embargo, que el título ya avisa, Leyenda de los héroes galácticos, así que mi culpa, supongo.

Continuando como os prometía por la manera en la que se narra/estructura del anime tengo que decir que hay demasiadas cosas a comentar pero primero tengo que deciros que el anime es muy denso. Digo esto porque creo que si os planteáis ver el anime lo tenéis que hacer con calma ya que buena parte de los capítulos son diálogos con nombres que en más de una ocasión pueden llegar a confundir (o al menos cuesta cierto tiempo acostumbrarse y es fácil perderse pensando quién diablos era cierto almirante) y a la mínima que desconectéis lo más probable es que os perdáis algo medianamente importante así que sí, calma y ganas. No os diré que en algún momento no se me haya hecho pesado, hay ratos que sí, pero también es cierto que pasan las suficientes cosas y tienes verdadero interés para ver hacia dónde llevará todo el conflicto que no para de complicarse para continuar viendo capítulos y medio engancharte. Pero en cualquier caso yo quería hablar del narrador y como le encanta hacer spoilers o por lo menos prepararte para las desgracias del futuro con las típicas frases "todavía no sabía lo que le esperaba en el futuro" y que colaboran en el efecto de solemnizar la muerte por como la mayoría de ocasiones sabes que ciertos personajes morirán y el anime te prepara para su muerte, sea con una preview del episodio anterior, o sea con frases que hacen sospechar que servirán de despedida por el personaje. Y aparte de ser recursos que no me gustan, creo que anunciar las muertes de los personajes colabora en la sensación de que en la Historia sólo entran ciertos personajes y sus muertes sublimadas. Pero en fin, dejemos el tema, la cuestión con todo lo que representa el Narrador ya lo hemos tratado medianamente antes y yo quería hablar de otras cosas como el orden. El orden en que se explican las cosas normalmente es cronológico, pero de vez en cuando el anime se le ocurren excusas para pensar el pasado. Los flashbacks de los personajes principales sobre cómo se han conocido o como han empezado a tener relación entre ellos a veces aparecían en el anime sorprendentemente tarde pero no me molestó del todo, me parece curiosa esta manera de narrar porque hay muchos personajes que durante una cantidad de capítulos importantes son casi nombres con una característica sobre cómo se comportan pero hasta que llegamos a conocerlos pueden pasar muchos episodios y personalmente me producía un efecto extraño. Quiero decir, en cierto modo me da la sensación de que se podría mirar positivamente por cómo los personajes van creciendo en profundidad a lo largo del anime, y sin duda, lo hacen, pero más bien en algunos casos parece que la manera en la que los vamos conociendo es extraña, de repente se les ocurre que estaría bien saber cómo se conocieron tales personajes y simplemente te lo explican rompiendo completamente el ritmo de lo que te estaban contando, pero vaya, tampoco me molestó especialmente, simplemente me pareció curioso. El otro tema que ya me parece más problemático es cuando el anime decide, si no recuerdo mal en dos ocasiones, contarte la prehistoria de cómo han llegado a esta guerra en medio del anime. No os digo que no sea interesante, aunque sí que es denso y fácil de no quedarse con los detalles, pero simplemente producía también un efecto extraño que de pronto, el anime decidiera que era buena idea contarte el inicio de todo el conflicto y aún más como la humanidad había llegado a la situación en la que estaba. En cualquier caso, creo que la manera en la que se explica el anime a veces se me hacía extraña y quizás no la más natural para facilitar la recepción, por decirlo de alguna manera.
A todo esto supongo que os debo añadir otra cuestión de la narración del anime que es para mí uno de los problemas personales que tengo con este anime y que no tiene ningún tipo de importancia que es la abundancia de la guerra. Antes de que me matéis dejadme explicarme, creo que este anime a la mínima que intenta crea una cotidianidad fuera de la guerra no sabe que hacer y se siente tan cohibido como Yang Wen-li o Reinhard en sus intentos románticos, por decirlo suave. En serio, no es sólo una cuestión de preferencias (o quizás sí, quién sabe), pero creo que el anime solo sabe hacer la guerra y sin duda la hace bien. Quiero decir, la guerra de posiciones, por decirlo de alguna manera, ya que las naves son inmensas, la animación tampoco permite movimientos o acción desenfrenada y en cambio lo suple con inteligencia y con una especie de diagramas para que te centres siempre como está yendo la batalla, es entretenida, incluso tolero las mil veces que habré visto escenas de disparos entre naves y naves destruidas por el acompañamiento musical (yo de verdad que creo que hubiera disfrutado más de este anime si aparecieran carteles de lo que sonaba a cada momento, obviamente sé que no es lo normal y que quizá molestaría pero en muchas ocasiones me sonaba muchísimo lo que oía y me quedaba con la intriga) y por lo que decía antes de los esquemas de la batalla, y hasta todas las escenas de las hachas (para mí no tenían ningún sentido ya que de verdad van con armaduras, por decirlo de alguna manera, que tienen pinta de futuristas, no les pasa nada por un disparo, o un láser, y en cambio la puñetera hacha mata a todos... en fin, seré yo la rara) que me parecían una excusa para poner acción directa y tradicional tenían su gracia porque además eran buenos momentos para plasmar la cotidianidad de la guerra, las bromas entre soldados, el ambiente del día a día en la guerra sí tiene cierta representación y es entretenido de ver, sobre todo en las líneas de la Alianza (pero termina siendo entre gente de categorías altas, también hay que decirlo...) pero la paz y el romance son completamente desastrosos en este anime. De acuerdo, exageración, tenéis razón, pero ciertas escenas de cotidianidad idílica de los recién casados con cierta pareja que os aseguro que esperaba que se formase desde el principio me mataron, además de las connotaciones que tienen.
Pero vayamos por partes, la visión de este anime es la que es, tradicional, y fuera de la guerra parece que lo único que se nos muestra en un intento de crear una cotidianidad con escenas de familia tradicionales donde el hombre no sabe bien que hacer cuando está en casa y ya no tiene de empleo la guerra y la mujer es la encargada de las tareas de la casa y de mandar sobre el hombre sólo en el espacio reducido de la casa, obviamente. En cualquier caso, la cuestión es que esta cotidianidad fuera de la guerra que es el momento de las relaciones sentimentales del espacio femenino tradicional por excelencia el anime no sabe que hacer con él, se siente completamente perdido en cómo demonios puede hacer que me interese por la vida sentimental de la gente y cae en todo tipo de tópicos vacíos de ningún significado y acaba desplazando completamente este tipo de espacio como algo de preocupaciones femeninas sin mucha relevancia... O al menos yo lo veo así y el anime digamos que no ayuda en la representación de género ya que está en un paradigma de roles de género clásicos que aunque parecería que rompe por las posiciones de trabajo de ciertos personajes precisamente en lo cotidiano, fuera de la guerra, lo reafirma. Pero vaya, aunque el anime está muy preocupado por la Historia y por el tipo de poder digamos que la sociedad, las desigualdades y cómo vive su población acaba teniéndolo muy poco en cuenta. Sobre las mujeres es deprimente pensar que esto está a muchos años del futuro y como ya he dicho antes, sé que esto es japonés, sé que esto es un anime de los 80-90 y supongo que las novelas en las que se basa son aún más antiguas, lo sé, pero ¿hasta qué punto justifica que me pongan una mujer en una posición de poder en cada bando y se medio normalice su presencia pero no la ausencia de más mujeres? Me parece irresponsable poner una mujer en una posición de poder rodeada de hombres y en ningún momento ver si esto se ve como extraño o si la falta de mujeres en el poder es extraña, pero vaya, me puedo creer que no hay problema y que todo va bien si no fuera por cómo a partir de que se casan los personajes femeninos de repente no tienen más preocupación que todo lo típicamente considerado de mujeres y sólo si dejan de ser esposas vuelven a recuperar cierta identidad como individuos, pero vaya, quizás exagere demasiado, así que mejor dejamos el tema. Sólo quería hacer un pequeño apunte en relación a esto sobre el personaje de la Federica y como aunque está en un lugar de autoridad y de cierta relevancia medio anime sólo la vemos sirviendo comida y rara vez nos muestran su supuesta inteligencia y sólo alguna vez su prodigiosa memoria. Para terminar este apartado, que esto se está haciendo demasiado largo y todavía hay demasiadas cosas de las que quiero hablar, considerándome aún más ignorante en esta cuestión, he de reconocer que la poca diversidad racial que hay en el Imperio y la Alianza es ciertamente preocupante, sobre todo porque que yo recuerde no hay ningún tipo de intento de justificación o explicación para que esto sea así, lo cierto es que me dio la impresión de que alguien se dio cuenta de ello y hacia la mitad de la serie de pronto encontramos algún tono de piel más oscura, pero aparte de que sólo hay un personaje con nombre negro, y precisamente su presencia fue la que hizo que me diera cuenta de la ausencia y de como tampoco ayuda que te lo presenten como un personaje que no habla mucho y con cierto aire místico (de acuerdo, rectifico, viendo los personajes listados a myanimelist he encontrado tres, pero en fin, ya me diréis tal vez de 50 o más). Rectifico, no recordaba que en tiempos de Rudolph el Imperio sí hubo políticas racistas por lo que se supone que en territorio de la Alianza había variedad étnica y la verdad, yo recuerdo poca. Lo que me hace pensar en como el anime tampoco está muy interesado en las culturas en general y poco sabemos de las diferencias entre Alianza, Imperio o Phezzan. Al menos entre los dos primeros vemos una diferencia entre el grado de solemnidad entre relaciones superiores-inferiores, pero bien podría ser más algo de individuos que de culturas. Pero vaya, aunque entiendo que nos centramos en una historia de militares, lo cierto es que lo que me frustra es la cantidad de relaciones con la realidad que hay y el poco sentido que tiene (más que nada porque no nos lo explican) que la lengua del imperio sea el alemán (supongo que referencia del imperio alemán), que crean en Odin y vayan al Valhalla o que el himno de la Alianza esté en inglés. A ver, sí ciertas referencias son claras y tal, pero es una mezcla extraña de conceptos, no se explica mucho a nivel de cultura y simplemente se hace extraño pensar qué tipo de sociedad son, más allá de la política.

Pasando a otros temas menos densos quería hablaros de cómo limitan bastante el uso de la animación, sólo vemos gente hablando la mayoría del tiempo, pero el diseño de personajes es agradable a la vista en general. A medida que pasan capítulos me dio la sensación, no sé si acertada o no, que la animación cambiaba (no sé si mejoraba pero que el color era más nítido, por decirlo de alguna manera) y que aparecían las escenas de lucha a pie, por decirlo de alguna manera o eran más frecuentes y ganaban en gore. Quiero decir, en un principio no había nada de gore y no me esperaba que pasado una cantidad de capítulos importante (una temporada, si no recuerdo mal, todo esto está basado en recuerdos difusos, así que quién sabe) comenzaran a aparecer vísceras de vez en cuando y de forma bastante explícita. Por otra parte como os decía antes, la banda sonora es música clásica y es maravillosa, lo hace todo más épico y en un momento (de hecho en dos) suena Rachmaninov, y yo con eso se me hace muy difícil no perdonar ciertas cosas al anime. Es broma y además suena el 3er concierto para piano y orquesta y yo soy más fan del 2º, pero la cuestión es que me hizo mucha gracia oírlo. Ahora bien, los cortes de las composiciones son a veces un poco extraños y no me acababan de gustar. Sobre los openings y los endings aunque sean canciones de tono muy clásico a mí me gustan bastante tanto en opening como en endings. Soy muy fan del opening número 3 que os lo dejaré y los endings en mi mente los confundo todos por culpa de que el cantante es el mismo pero me gusta su voz, por lo que he disfrutado bastante. Por cierto, ¿soy yo o desde el ending número 2 se intuye cierta muerte mucho antes de que pase? No sé, era la sensación que me daba y sí termina pasando tal y como esperaba.

Pasando a personajes, y guau aún no os he hablado de los personajes y ya llevo un rollo considerable, que sea donde probablemente me sea más fácil perdonarle ciertas cosas al anime porque es muy fácil cogerles cariño después de 110 capítulos juntos. No quiero ser mala y decir que es más por el contacto forzado que por méritos del anime porque hay una parte de mí que no lo piensa y que, aunque no os lo creáis, aunque tengo muchos problemas y quejas con el anime, lo cierto es que creo que vale la pena y creo que enfocarlo desde los personajes y el vínculo emocional que es fácil que te produzcan es más fácil. No quiero haceros spoilers de las muertes pero si que quiero hablar de ello así que sin deciros de quien hablo os tengo que decir que la primera muerte significativa de este anime hacia el capítulo 25 más o menos final de la primera temporada, si no recuerdo mal, no me la esperaba, o al menos no me la esperaba tan temprano (veía signos de que moriría pero no pensaba que me iban a matar al personaje tan pronto, la verdad) así que me impactó bastante. Y esta ausencia será una constante en todo el anime y me parece que hay un buen trabajo al tratarla, aunque quizás demasiado insistente en algunos personajes y con la pregunta que se repite demasiado de qué pasaría si todavía viviera... La segunda es supongo la más memorable, impactante o como le queráis decir ya que de nuevo, es fácil verla a venir, pero aquí es donde el anime me demostró, al menos a mí, cierta valentía para cargarse alguien tan importante y seguir adelante y no caer, sino mantenerse y llegar a un buen final. En fin, dicho todo esto vamos a hablar de algunos personajes.
Yang Wen-li y yo encajamos desde el principio, era el que seguía con más entusiasmo desde el principio es carisma pura, entiendo por que todo el mundo lo tiene entre sus personajes favoritos y vamos, que cada vez que habla es fácil sonreír, asentir y vaya, que tiene las grandes frases, los grandes momentos de desmitificar la guerra y tal. Y qué queréis que os diga que se vea forzado a luchar, que valore su vida y no tenga grandes habilidades en combate, el ambiente de él con los otros militares son de las cosas más agradables, en mi opinión, obviamente, del anime.
Pasando a Reinhard (recordad, amigos míos, RAINHAATO) para mí siempre será el Proto-Napoleón, que fue la manera en que le llamaba al principio del anime. Os seré sincera, no me caía bien desde el principio porque ya explotó demasiado la literatura del siglo XIX a los proto-napoleones frustrados con las novelas de formación y para eso me quedo con mi querido Raskolnikov que me encanta, y ver a un chico que quiere apoderarse del universo porque le quitaron a su hermana no es lo que más me guste del mundo. Sin embargo, a pesar de que me he burlado internamente muchísimo del personaje (que queréis que os diga la solemnidad y yo no somos amigas y tela con algunos momentos del anime, y me reía sola pensando que llevaba la capa del revés, es broma sólo era doble), lo cierto es que al final incluso le tenía cierta simpatía, verlo como cada vez el anime te lo muestra más humano aunque las condiciones en las que está propiciarían más bien lo contrario es un los grandes puntos del anime o al menos fue lo que colaboró más a que me lo creyera como personaje. Por otra parte hay que decir que me ha sido muy fácil hacerlo bisexual, muy fácil (nadie piensa en cierto medallón que el anime insiste una y otra vez en enfocarte como lo toca...) , pero no os preocupéis el anime es solemne conservador y "no homo" que se dice en estos casos, pero tela con ciertas cuestiones.
Julian me es muy fácil de describirlo como el aprendiz ya que desde el principio del anime te lo muestran así, y obviamente con ciertas implicaciones que tiene esto, pero sinceramente a parte de este papel de observador de todo lo que pasa, como personaje en sí hacia el final vemos ciertas dudas sobre si será capaz de hacer ciertas cosas pero poco más, la verdad. Lo que me decepcionó un poco teniendo en cuenta toda la preparación que hay en este personaje, al igual que el romance, pero ya os he dicho antes que el romance en este anime se trata muy mal porque constantemente te muestran señales, te indican que quieren crear una relación entre dos personajes, pero en todo momento se hacen difíciles de creer por como están todas mal desarrolladas. Pero ey, yo me emocioné igual con ciertas declaraciones, más que nada porque como está tan mal narrado no te lo esperas y sorprende que aparezca sin que se desarrolle de forma natural, pero vaya...
Y lo cierto es que este anime tiene muchos personajes bastante principales y yo quería hablar de algunos al azar o que me han llamado la atención así que no tengáis mucho en cuenta quienes son los escogidos. Mittermeyer y Reuenthal probablemente sean los dos personajes “secundarios” que me parecen mejor trabajados y los que he disfrutado más viendo su historia. Me encanta la evolución que tienen, la relación de amistad entre los dos la manera en que concluye toda la historia (aunque abuse un poco de drama fácil y clásico, no os diré que no, pero yo contenta) y creo que probablemente a nivel de personajes estos dos me sorprendieron precisamente por cómo va creciendo dentro de ti el afecto por ellos casi sin darte cuenta. Quiero decir al principio ni sabía quién era cada uno, sólo sabía que eran unos importantes del ejército y como desde el principio te hablan de la inteligencia de Reuenthal y tal, pero a medida que conoces su pasado, como se han hecho amigos, y como acaba todo esto, no sé probablemente en la historia de estos dos es donde más he notado la magnitud de todo el anime y donde creo que la narración que de vez en cuando se le ocurre que es buena idea retroceder en un momento inesperado, funciona mejor, la verdad. Y es una lástima porque creo que la mayoría de personajes tenían potencial para hacer algo parecido a estos dos amigos y no lo consiguen.
Y hablando de eso tenemos todos los generales (seguro que no son generales pero no me hagáis pensar en términos de ejército, de verdad, que me lío yo sola, digamos gente importante del ejército, y todos me entendéis) como Schönkopf, Attenborough o Poplan que a diferencia de los dos anteriores, creo que funcionan muy bien para las escenas de cotidianidad de guerra (como decía antes separo escenas de cotidianidad de guerra y de paz porque tela con las de paz) pero como personajes individuales para mí no acaban de funcionar. Supongo que con Schönkopf lo intentan, tiene su historia y evoluciona pero no acaba de ser todo lo que podría, la verdad...
Y sin duda hay mil personajes más importantes de los que te podría hablar pero dejadme hablaros de Oberstein en el que me parece uno de los personajes más desaprovechados de todo el anime. No sé, está siempre, es de los que tienen más presencia, todo el mundo le odia y me daba la sensación que el anime no sabía que hacer con el personaje y sólo le servía para usarlo cuando le convenía hacer crueldades. Y no os confundáis, yo era muy fan de este hombre y quería más, me encantan este tipo de personajes fríos, maquiavélicos y que nunca sabes por donde te saldrán pero me da la sensación de que se quedaba en nada y que podría haberse usado para más cosas, no sé, me decepcionó que no fuera más interesante.
Y sí, las mujeres, os debería hablar de Hilda y de Federica pero como antes ya os he hablado de que pienso en general de las pocas mujeres que hay y cómo las trata el anime mejor me callo. Bueno, sí, Federica es un desastre de personaje, no ayuda su historia del pasado que la hace más mujer servil y tampoco me convence la supuesta evolución hacia el final ya que aunque en teoría debería ser importante el anime la deja siempre en segundo plano. Y sigo sin superar que medio anime la vemos llevando bocatas y te con alcohol, simplemente no. Hilda en cambio me cae mejor, desde el principio si la vemos utilizar la inteligencia (de Federica nos dicen que es inteligente pero sólo sabe llevar bocatas...), aprovecharse de Reinhard para asegurarse cierto poder, habilidades de consejera y ayudando a controlar el orgullo del Reinhard, por decirlo de alguna manera. Sin embargo, que después de cierto suceso deje de mostrar su inteligencia es francamente muy decepcionante ya que confirma ciertas ideas conservadoras de las que hablaba antes, así que no me repito.

En fin, será mejor que vaya terminando que por mucho que sean 110 capítulos tampoco hace falta escribir una Biblia. ¿Vale la pena ver este anime? Sin duda. ¿Lo he disfrutado yo personalmente? Sí. ¿Os lo recomiendo? Sí, si os gustan las tramas complejas que se expanden en muchos sucesos militares/políticos y llenas de personajes con algunos memorables, sin duda, vale la pena. Ahora bien, si habéis leído la reseña completa quizás penséis que todo esto suena un poco contradictorio con el tono general de la reseña que es más de queja que otra cosa, pero no, el anime me ha gustado, probablemente si buscáis algo épico no encontraréis nada que lo sea más que eso pero eso no implica que a mí personalmente me haya parecido tan maravilloso como parece pensar mucha gente, es una buena historia, mínimo que tengáis curiosidad por los clásicos del anime y no os importe ver algo largo y denso creo que sería obligado que lo vierais, pero no me he convertido en fan loca de este anime como quizás esperaba. Simplemente ha estado bastante bien en general, y bastante problemático en una gran cantidad de temas particulares, nada más.


Hasta aquí mi aburrimiento. Por fin he terminado la reseña, hacía tiempo que no me enrollaba tanto, creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario